Trekking Everest Base Camp etapa 6 y 7

Día 6Dingboche (4410 m) – Lobuche (4910 m)

Distancia: 10.5 km – 5 horas

Es importante madrugar, para conseguir un día despejado y con mucho sol, por las tardes por lo general, baja la neblina y ya no se puede observar las montañas circundantes, aparte que empieza a bajar la temperatura y hace mucho frío. En este día empezamos a adentrarnos en valle del Glaciar del Khumbu, lugar que alberga las montañas más altas del mundo.

Lobuche
Lobuche

Justo cuando iniciamos la caminata, llegó hacia mí la grandiosa visita del mal de altura, y claro me arrimé a una gran piedra porque empezó la diarrea y vómito, con todo y malestar continuamos la caminata, me sentía débil y la mochila se me hacía cada vez más pesada, la ruta se hizo interminable a pesar de no ser fuerte, pues caminamos por un largo valle y solo hasta el final, hubo una pequeña subida para llegar hasta la población Dhukla (4620 m). Mis compañeros de ruta me obligaron a almorzar para recuperar energía, así que me dispuse a comer una pequeña pizza, realmente lo que menos me apetecía era comer, pero no había de otra. Descansamos aproximadamente una hora y luego continuamos.

Ruta GorakShep
Tipo de terreno ruta Lobuche – GorakShep

Empezamos a subir una colina que nos llevaría hasta el Paso de Thukla (4830 m), al llegar nos encontramos con muchas banderas de oración y con un lugar muy especial, una explanada llena de placas conmemorativas que recuerdan a todos los montañeros y sherpas que dejaron su alma en estas montañas, entre ellas la de Scott Fischer, que murió en el Everest en 1996, tras una fuerte tormenta, que le impidió descender.

Ruta Lobuche - GorakShep
Ruta Lobuche – GorakShep

El camino continúa por un paso estrecho y lleno de rocas, lo que lo hace un poquito complicado, iba muy cansada y con ganas de ya llegar a Lobuche y tomar un descanso, mi cuerpo ya no daba más, por suerte la diarrea y el vómito pasaron, pero la debilidad quedó..

Por fin llegamos a Lobuche, y lo primero que hice al llegar al lodge fue buscar una cama y descansar, por la noche tomé una sopa de verduras para recuperarme un poco, aún así mi estómago estaba débil, sentía como si me hubieran dado un golpe seco, de esos dolores que se  quedan por un buen rato. Esa noche dormí intermitentemente y con un leve dolor de cabeza por la altura, estábamos a 4910 m.

No tengo muchas fotos de esta ruta, no tenía ánimos de hacerlas, así que sabrán disculpar.

Día 7Lobuche (4910 m) – GorakShep (5140 m) – Pico KalaPatthar (5550 m) – GorakShep (5140 m)

Distancia: 9 km – 7 horas

Como siempre despertamos temprano para desayunar y continuar a GorakShep, continuaba con un poco de dolor de estómago, pero me sentía bien para continuar, el objetivo final se acercaba y no podía darme por vencida, así que encontré las energías necesarias y emprendimos la ruta planificada para este día.

GorakShep
GorakShep

Al inicio las piernas me pesaban, en ese momento pensé en mi familia y amigos, que sabían de este viaje y de la ilusión tan grande que tenía cuando empecé esta aventura, esos recuerdos me alentaron y me llenaron de entusiasmo para continuar, tenía a mis amigos Españoles Guillermo, Esther y José, siempre preocupados por mí y entre todos dándonos una mano para continuar y no morir en el intento.

KalaPatthar
En la cima del KalaPatthar, atrás Pumori

Una ruta de subida fuerte por la gran cantidad de piedras que había que sortear y también por la altura, pues ya se tiene menos oxígeno y se dificulta respirar, todo esto contrasta con las montañas más altas del mundo que tenemos siempre a la vista y con las fuerzas de nuestro cuerpo que a veces nos abandonan.

Por fin llegamos a GorakShep para tomar un almuerzo y descansar, luego de una breve siesta tomamos la ruta hasta el Pico KalaPatthar, la verdad es que este no había sido mi objetivo principal en este trekking, después de haber disfrutado de sus vistas, puedo decir que vale la pena intentar subir a este pico al atardecer, cuando los colores del sol se mezclan con las montañas para brindarnos un espectáculo único.

Everest
Everest y Nuptse

Mientras subíamos al pico, justo frente a nosotros se podía observar la enorme pared de montañas que separa Nepal del Tibet.  Es difícil imaginar siquiera, la inmensidad de montañas como: la preciosa pirámide del Pumori (7161 m), Lingtren (6749 m), Khumbutse (6.665 m) y siguiendo toda esa pared hacia la derecha se encuentra el Nuptse, con una altura de (7861 m), justo detrás de esta última montaña, se encuentra el Everest (8848 m) y al lado el Lothse (8516 m). El atardecer fue hermoso, totalmente despejado. La pasión por las montañas te hacen vivir momentos tan lindos, que es difícil, a pesar de lo duro que pueda llegar a ser una ruta, decir “basta, ya no regreso más”, ahora se que algunos de los mejores momentos de mi vida me los ha dado una montaña.

La ruta de subida es fuerte por lo empinada que es, el camino está bien marcado, se tienen 2.2 km de subida y lo mismo para la bajada, la cumbre estaba llena de gente, que dificultó tomar las fotografías de grupo.

El descenso fue rápido, la noche había llegado y la temperatura estaba bajando, así que nos apresuramos a bajar al lodge para cenar y tomar un merecido descanso, el mal de altura había terminado y ahora estaba totalmente recuperada, lista para el Campo Base del Everest.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s