SUMACO

Sumaco proviene de la palabra quichua sumak que significa grande, maravilloso o hermoso.

Mapa Sumaco1
Parece una ruta fácil 🙂
DSCN4058
SUMACO visto desde el primer refugio

La Reserva de Biosfera Sumaco está formada por el Parque Nacional Sumaco Napo Galeras que tiene una extensión de 205.249 hectáreas y una zona alrededor donde viven cerca de 80.000 habitantes, de las cuales un 70% es de origen Quichua y un 30% son mestizos. Fue declarada por la UNESCO como una de las reservas de biosfera en el mundo. El Volcán Sumaco tiene una elevación de 3800 msnm, está en el centro del Parque Nacional Sumaco Napo Galeras.

Mapa Sumaco
Mapa de como llegar a Pacto Sumaco

El punto de partida para ingresar al Volcán Sumaco empieza desde la comunidad de Pacto Sumaco (1538 msnm), y su ingreso es por el kilómetro 24 de la vía Hollín-Loreto, en la población Guagua Sumaco (1347 msnm).  A partir de este lugar empieza una travesía para llegar a la cumbre del volcán. En la aventura hacia el volcán encontraremos tres refugios. Al primer refugio se lo conoce como El Mirador (1792 msnm), al segundo refugio como Laguna Guagua Sumaco (2499 msnm) y al tercer refugio como Pava Yacu (2767 msnm) y desde aquí (lo más recomendado) se sube a la cumbre del Sumaco (3800 msnm).

El ascenso al Sumaco no es nada fácil, se requiere de un excelente estado físico. La lluvia y la humedad, así como el frío y el viento al llegar a la cima, son parte del ascenso. Los refugios cuentan con las facilidades básicas para pasar la noche (literas), se sugiere llevar aislante y bolsa de dormir. Cuentan son servicios higiénicos, cocina a gas, ollas, vajilla y agua (recolectada de la lluvia). Excepto el tercer refugio que no cuenta con ningún servicio.

La época recomendada para el ascenso, desde agosto a diciembre, en todo caso se sugiere preguntar al encargado de la Comunidad (José Andi), el estado del clima, para tomar la decisión de realizar esta expedición.

Primer día (5-6 febrero) Quito – Pacto Sumaco – Primer refugio “El Mirador”

7,37 km desde Pacto Sumaco

Junto con Ingrid, Mari, Eli, Samuel y Jorge, habíamos decidido celebrar el Carnaval en el volcán Sumaco. Así que nos dispusimos a preparar la logística como: transporte, guía, alimentación, equipo; desde hace una semana atrás.

DSCN4017
Ingrid, Jorge, Mari, Samuel, Eli y Yo; secos, antes de empezar la caminata al primer refugio.

Hasta que llegó el día tan esperado, nos encontramos en el terminal terrestre Quitumbe a las 22:30 del viernes 5 febrero. Nuestro bus salía para Loreto a las 23:30 en Transportes Baños. Porqué para Loreto? Pues había que comprar el pasaje de regreso a Quito para el martes 9 febrero por la tarde. Llegamos a Loreto a las 5:00 del sábado 6 febrero y la oficina para comprar los boletos estaba cerrada, por ahí pasó un taxi (Julio) que conocía a la chica que vendía los boletos para transportes Baños (Lisbeth), y en un momento la recogió en su casa y Lisbeth vino a la oficina de Transportes Baños para vendernos los boletos, a las 5:30 ya estábamos con boletos comprados 🙂

Luego de esto al mismo taxi le pagamos 30 usd para que nos lleve a la comunidad Pacto Sumaco, tardamos una hora en llegar, para esto ya eran las 7:00.

En la comunidad nos recibió José Andi, con quien había hablado la semana anterior, para que nos ayude con un guía y hospedaje en los refugios, para la ruta del Sumaco. Preparamos nuestro equipo, desayunamos en casa de Carmen, un plato bien reforzado.

A las 9:00 iniciamos la caminata en compañía de nuestro guía Mauricio, todos muy animados el primer día, un sendero empalizado (adecuado por los habitantes de las comunidad), cruzamos sombríos de naranjilla, pastizales y bosques intervenidos, por unas dos horas. Luego se avanza por un sendero no intervenido, con árboles de cedro muy altos, había que detenerse para observarlos completamente. Los ruidos de pájaros por doquier, nos indicaban que nos estábamos adentrando en la selva. Por suerte este día nos tocó un sendero seco, según los habitantes de la comunidad no había llovido en días.

DSCN4033
Sendero empalizado

4 horas nos tomó llegar al primer refugio “El Mirador”, eran las 13:00 cuando empezó a caer un fuerte aguacero. Los chic@s aún estaban muy animosos de continuar caminando, así que Jorge, Ingrid, Samuel y Mari; decidieron junto con Mauri ir hasta una cascada que estaba muy cerca de ahí. Eli y yo nos quedamos en el refugio descansando.

DSCN4059
Fogata nocturna

Por la noche, Jorge nos deleitó con una deliciosa cena.

Desde este refugio se tiene una hermosa vista del Volcán Sumaco, por ello seguramente le pusieron el nombre de “El Mirador”.

Segundo día (7 febrero) Primer refugio “El Mirador” – segundo refugio “Laguna Guagua Sumaco” – tercer refugio “Pava Yacu”

9.8 km

Nos levantamos muy temprano a las 5:30, para desayunar y empezar la caminata a las 7:00, pues el objetivo era llegar al tercer refugio, para ello nos esperaba un largo día.

Poco a poco nos íbamos adentrando en un bosque de árboles gigantes y luego vegetación bambú, en algunas partes del camino nos encontramos con las hojas de la oreja de elefante, que se las podría usar como paraguas, aunque en esa selva tan espesa ni esas hojas evitarían que nos mojemos hasta los huesos.

12669795_10205725434834360_1151301915_o
Tercer refugio “Pava Yaku”

La caminata inició sin lluvia y en menos de una hora en el sendero, empezó a llover y esto fue todo el día, el camino se complicó, había huecos en medio de las raíces de los árboles, los riachuelos se hicieron ríos. El ritmo de caminata empezó a bajar. Pasamos por dos refugios de madera para descanso, hasta que al fin luego de 4.30 horas de caminata llegamos al segundo refugio.

En este punto tomamos un descanso, almorzamos, dejamos algo de equipo (para que el peso de nuestras mochilas de aliviane). Samuel decidió abandonar la expedición, un desgarre muscular en su pierna no le permitía continuar.

Y es así como Ingrid, Mari, Eli, Jorge y yo, emprendimos el acercamiento al refugio tres, fueron los 3.22 km más largos de mi vida, el camino era interminable, la lluvia no cesaba, el frío y el cansancio empezaban a apoderarse de nosotros, habían momentos en los que caminaba sola y se me venía a la mente el Jaguar, había leído que en este sector existen Jaguares, quizá hubiera sido mi última caminata,  cosas que se vienen a la mente en esos momentos, donde existe únicamente el silencio de la selva y el ruido de tu caminar.

Al fin, luego de 4 horas de caminata intensa, llegamos al tercer refugio llamado “Pava Yaku”, lleva este nombre porque en este sector existen muchas Pavas de monte.

Este refugio es precario, no existen las comodidades necesarias para pasar la noche. Así que nos dispusimos a secar la ropa, improvisando tendederos con los bastones de trekking y un cinturón, se hizo una pequeña fogata. Preparamos la cena con nuestro equipo de camping y luego nos dispusimos a descansar, había sido un día intenso y merecíamos un descanso.

A eso de las 23:00 se sintió que bajó la temperatura, nos moríamos de frío, así que nos levantamos a calentar agua y colocarla en nuestras botellas plásticas, con ellas nos calentamos los pies y pudimos descansar.

El despertador suena a las 5:00, es hora de levantarse, continua lloviendo….

Tercer día (8 febrero) Tercer refugio “Pava Yacu” – Cumbre volcán Sumaco – Tercer refugio “Pava Yacu” – segundo refugio “Laguna Guagua Sumaco”

9.98 km

En el tercer día, Mari y Eli, deciden regresar al segundo refugio para descansar y esperarnos por la tarde.

IMG-20160210-WA0009
Luego de la cumbre llegando al segundo refugio, por la tarde

Junto con Ingrid y Jorge, emprendimos el último tramo para llegar a la cumbre del volcán Sumaco, una mañana fría y con lluvia, una ruta abrupta con un herbazal bajo y cortante y a partir de los 3300 msnm tenemos ya un páramo de pajonal compuesto principalmente por sigses, una subida interminable, la lluvia no cesaba y el frío del páramo se empezaba a sentir. Con mi GPS, iba revisando la altura, faltaba poco, hay un momento en el cual el guía nos dice: “vamos a llegar a la falsa cumbre, desde ahí bajamos 100 metros y subimos otros 100”, Jorge indica que si es así ya no sube más… que se baja de la camioneta (lo recuerdo a manera de chiste). Al final no fueron 100 metros, fueron 55 metros de descenso para ascender 60 metros, este es el tramo más frío, el viento soplaba sobre nuestros cuerpos, había que hacer un último esfuerzo, el objetivo estaba ahí cerca. Finalmente llegamos a la cumbre de esta hermosa montaña salvaje. En la cumbre nos encontramos con una bandera del Ecuador y de la provincia de Napo. La neblina no nos permitió observar el cráter de este volcán, nos tomamos las respectivas fotos y empezamos el descenso. 4 horas nos tomó subir a la cumbre.

“La cumbre es la mitad del camino”, recordé estas célebres palabras.

DSCN8103
En la cumbre del SUMACO con Jorge e Ingrid

El sendero de bajada fue hostil, no sé de dónde venía tanta agua, durante la subida habíamos pasado por algunos riachuelitos, ahora estos mismos eran ríos de agua, el camino era un río. Por momentos me preguntaba: Dios mío que hago aquí? Y tenía ganas de sentarme a llorar, me llené de coraje y continué, tenía dos amigos que me inspiraban a continuar, seguramente ellos estaban con los mismos pensamientos que los míos. Teníamos de salir de ahí. Me imaginaba a la noche tomando una taza de café y conversando con el resto de amig@s acerca de esta aventura.

Luego de 3 horas de bajada llegamos al tercer refugio, pues debíamos empacar las cosas que habíamos dejado y continuar nuestro camino al segundo refugio. La lluvia no cesaba, no me pregunten cómo? El camino de regreso lo hicimos en 2:30, tal era nuestro cansancio, que en lo único que pensábamos eran en llegar, cambiarnos de ropa y cenar.

Una jornada de 10 horas.

Mari y Eli, nos esperaron con una deliciosa cena. Muchas gracias chicas por esa solidaridad.

Cuarto día (9 febrero) Segundo refugio “Laguna Guagua Sumaco” – Primer refugio “El Mirador” – Pacto Sumaco – Quito

13.95 km

A las 5:00 suena el despertador, para preparar nuestro equipo y desayunar.

A las 6:30 emprendimos el camino de regreso, durante este día había que recorrer casi 14 km, y sabíamos que el camino que nos esperaba era complicado, no había parado de llover en toda la noche. Las mochilas estaban más pesadas por la ropa mojada, al menos para mí así lo fue.

Aligeramos nuestro ritmo junto con Ingrid, Mari y Jorge, teníamos que llegar a Pacto Sumaco a las 13:00 para almorzar, cambiarnos de ropa. El bus de transportes Baños pasaba por nosotros a las 16:30 por Guagua Sumaco.

DSCN8136
Este fue nuestro look durante 4 días de expedición

Eli estaba exhausta, tenía problemas con su tobillo y con su mochila. Así que le pedimos al guía Mauricio, que la acompañe.

Llegamos al primer refugio en 3 horas, descansamos un momento, nos hidratamos y continuamos. Mauricio nos había comentado que había otro sendero, para saltarnos el empalizado, por el mal clima intuimos que estos maderos estarían como jabón, sabíamos que Mauricio venía a un paso lento con Eli, así que decidimos continuar, estábamos decididos a caminar por el empalizado.

Nuestra sorpresa fue cuando Mauricio nos alcanzó, y nos llevó al desvío por el otro sendero, este otro sendero igual estaba empalizado, no noté mucho la diferencia. Mauricio se regresó para acompañar a Eli, que se había quedado en el primer refugio, ya no podía más del cansancio.

Llegamos a Pacto Sumaco con nuestro último aliento a las 13:30, un total de 7 horas no tomó finalizar este último día de ruta, realmente veníamos rápido.

En Pacto Sumaco me contacté con José Andi, para que me ayude enviando una mula para rescatar a Eli, era la única manera de que salga del primer refugio. En ese momento me aseguraron que tipo 15:00 enviarían una acémila. Me quedé tranquila…

El resto del grupo nos deleitamos con un delicioso caldo de gallina criolla que nos había preparado Carmen y claro no podían faltar las cervecitas, habíamos ansiado tanto ese momento, luego Carmen nos ofreció una ducha caliente.

Contratamos una camioneta que nos llevó desde Pacto Sumaco hasta Guagua Sumaco, en ese punto esperaríamos al bus que nos llevaría a Quito.

Durante el trayecto desde Guagua Sumaco a Quito, no hay buena señal de celular, en cuanto tuve señal me comuniqué con José Andi para preguntar por el estado de Eli, eran las 21:00 cuando Eli junto con Mauricio, lograron llegar al pueblo. Durante esa noche Eli descansó en el pueblo, para al siguiente día retornar a Quito. Eli estaba con los ligamentos rotos de los tobillos (un mes de reposo).

Es así como finaliza una expedición de 4 días de un clima extremo en la selva, con 41.1 km de recorrido entre ida y vuelta, con nuestros pies y cuerpo totalmente maltratados. Con un mundo de vivencias y nuevos aprendizajes, donde no solo se midió la capacidad física de cada uno de los participantes, sino también el coraje para sobrellevar semejante clima.

Para amar nuestro País, viajemos y caminemos día a día, solo de esta manera podremos compartir historias con nuestros amigos y animarlos a consumir lo nuestro.

Consideraciones:

  • Se sugiere contratar un guía nativo para esta ruta, por la dificultad del sendero. El costo es de 240 usd para un grupo de 6 personas (guía y hospedaje). La comida la llevamos cada uno y compartimos con el guía.
  • En la comunidad Pacto Sumaco pueden comunicarse con José Andi al 0989678108 – 063018324
  • Se sugiere llevar aislante, bolsa de dormir y ropa abrigada (a pesar de que sea selva, durante las noches hace frío).
  • Para los mosquitos una muy buena opción es inyectarse complejo B, 48 horas antes de la salida.
  • Llevar fosforera y una buena navaja.
  • Llevar medicación para dolor de cabeza, dolor de estómago, relajante muscular, alergias; de acuerdo a sus necesidades.
  • Pilas extras para cámara de fotos, linterna frontal y GPS
  • El micropore es de vital importancia para las ampollas, debido al uso de las botas de caucho.
  • El Poncho de aguas realmente no es de mucho valor, es mejor utilizar una funda de basura de esas grande y doble.
  • Ir en épocas de verano, meses desde Agosto hasta Diciembre y siempre preguntar a las personas de la comunidad el estado del clima.
  • Es importante cargar un filtro personal de agua, el agua no es potable y estamos propensos a adquirir cualquier tipo de bacteria.

Fotografías de la salida en: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10205683511666411.1073741958.1213366884&type=1&l=20b4e49b73