Bikaner y el templo de las ratas

Bikaner es una ciudad localizada al noroeste de la India en el estado de Rajastán, poco visitada por los turistas, no es tan popular como sus vecinas: Jaisalmer y Jodhpur, en este mes de diciembre es bueno visitar la ciudad y todo el estado de Rajastán porque es invierno y el clima es frío, como me gusta, si se visita en el mes de junio o julio, me han comentado que se experimente temperaturas de hasta 40 grados centígrados.

Rajastan

Hace algún tiempo cuando investigaba los lugares a visitar en la India, me encontré con un templo donde se adoraba a la ratas, así que me dije: iré a ese lugar, así le tenga fobia a las ratas, algunas personas suelen decir, que las fobias se quitan enfrentando las mismas y resulta que es verdad.

Bikaner
Caminando por las calles de Bikaner

Decidí visitar  la ciudad de Bikaner que está a 7 horas de Jaisalmer , esto no me sorprende, la distancia es de 300 km, pero estos buses populares paran para almorzar, para cenar, para saludar a la abuelita, para saludar a la novia, en fin toda parada tiene su finalidad. Me embarqué en un bus local que me costó 4 usd y claro por el costo debía saber lo que me esperaba, un bus totalmente viejo y con los asientos llenos de polvo, al finalizar la ruta, mi ropa estaba llena de polvo.  LLegué a Bikaner a eso de las 21:00 y el chico del Guest House que había reservado por medio de http://www.booking.com, me estaba esperando en su moto, para llevarme hasta su casa.

 

Muy amablemente Salim me brindó la cena y pude descansar tranquilamente, la habitación estaba limpia tenía una cama doble, baño privado con agua caliente. Para el siguiente día fui a visitar el Mercado de las Especias, un lugar donde la gente local realiza las compras diarias para su hogar, se puede encontrar de todo, personalmente disfruté de una Paratha, que es mi plato preferido para los desayunos, se elabora con harina de trigo y se rellena con papas tipo puré y claro con mucho picante, ya con el tiempo uno se llega a acostumbrar a esta comida.

Paratha
Paratha

Caminé alrededor de la ciudad antigua, visitando algunos Templos Hindús y Jainistas, las religiones conviven aquí de la manera más natural. En estas épocas es común encontrar fuera de los templos Hindús a parejas recién casadas, es hermoso observar a las novias con su vestido rojo y llenas  de joyas: en los dedos de las manos y pies, en la cara, en su cabeza, en fin…. llenas de adornos y que decir del novio, con un traje de colores sobrios y por lo general con un turbante, cabe mencionar que también utiliza muchas joyas.

Templo
Bhandasar Jaina Temple

Otro lugar para visitar al atardecer con los Cenotafios Devikund Sagar, que son tumbas de la familia real, construidos con piedra arenisca roja y mármol, las cenizas de los reyes y reinas no se encuentran aquí, como es costumbre de los Hindúes, estas cenizas se arrojan en el sagrado río Ganges.

Cenotafios
Cenotafios Devikund Sagar

El National Research Centre on Camel es un Centro de investigación para cría y salud de los Camellos, existen corrales para animales de 1-5 años, de 5-8 años, área de los reproductores, áreas para las madres preñadas y bebes recién nacidos. No tuve la suerte de observar un recién nacido, pero si camellos de varios colores de lana: marrón, negra y blanca. Del pelo del cuello de los camellos se elaboran bufandas muy finas.

Camello
Camello

Este centro de investigación está orientado a mejorar las razas, haciéndolas mas fuertes. El camello de la India viene de Afganistán, se dice que existen alrededor de 600.000 camellos en esta región, la población más grande de Asia. Estos camellos brindan leche, ayudan en la carga, transporte, turismo, etc.

También, en este centro, los aldeanos llevan sus camellos enfermos, les dan tratamiento y los ponen en cuarentena hasta que curan, no tengo idea si esto tiene un costo. Los camellos viven hasta 50 años (depende del cuidado que les tengan), llegan a la madurez a los 5 años y se reproducen durante los meses de Diciembre y Enero, 13 meses de gestación, nacimientos en Febrero.

Sugiero visitar este centro en horas de la mañana, para observar con más detenimiento cada uno de los corrales, el costo de la entrada es de 300 rupias = 5 usd (incluye el uso de una cámara).

Y claro, un lugar que por nada del mundo debemos olvidar visitar es el famoso templo de las ratas o Karni Mata Temple, que se encuentra a 30 km de Bikaner, unos 40 minutos en bus público. La entrada no tiene costo, llevar un par de medias viejito para luego desechar, en los templos Hindús y todos los templos de la India, hay que quitarse los zapatos al entrar en uno de ellos, seguro no querrán pisar los excrementos de las ratas, así que mejor ir preparado.

templo de ratas
Nos gusta los selfies
Templo de ratas
Ellas son las reinas del lugar

Karni Mata fue una encarnación de la diosa Durga que en el siglo XIV pidió a Yama, dios de la muerte, que devolviera la vida a su hijo Lakhan, quien había muerto ahogado. Al ver negada su petición, Karni Mata decretó que todos los miembros de su familia se reencarnarían en ratas, animales que hoy pueden contarse por centenares en este templo donde se les cuida y venera. La primera impresión es de asco y de miedo, estos animales corretean por todos los lugares y en diferentes direcciones, hay que tener mucho cuidado porque si se llega a pisar una, hay que pagar su peso en oro, luego de unos minutos uno se va adaptando, hay muchas personas que ofrecen comida y bebidas como ofrenda en el templo (al cual no me dejaron pasar por ser extranjera). Existe la creencia de que si se observa una rata blanca, es sinónimo de buena suerte, entre miles de ellas pude mirar una, así que voy acumulando suerte para el siguiente año.

Fuerte de Junagarth
Fuerte de Junagarth

Finalmente, no se puede dejar Bikaner sin antes visitar el Fuerte de Junagarth, construido en el siglo XVI por el tercer gobernante del Reino de Bikaner, con unas murallas impresionantes, siempre es importante pedir la audio guía, en este caso no había en español, así que visité la fortaleza sola y no fue tan buena idea, porque me intrigaba saber la historia de cada espacio que visitaba.

Consideraciones:

  • El costo de pasaje desde Jaisalmer hasta Bikaner fue de 200 rupias = 4 usd (en bus local)
  • Karina Guest House tiene un costo de 270 rupias = 4.5 usd e incluye desayuno que consta de té Indio con 4 tostadas.
  • El costo de la entrada al National Research Centre on Camel  es de 300 rupias = 5 usd, en este costo se incluye el costo del ingreso de la cámara.
  • La entrada al Fuerte de Junagarth es de 300 rupias = 5 usd
  • El precio medio de ya sea el almuerzo o la cena en Bikaner es de 200 rupias = 4 usd
  • El presupuesto diario en Bikaner tomando en cuenta: Guest House, una comida, una entrada a un lugar turístico es de 900 rupias = 15 usd

Trekking Everest Base Camp etapa 6 y 7

Día 6Dingboche (4410 m) – Lobuche (4910 m)

Distancia: 10.5 km – 5 horas

Es importante madrugar, para conseguir un día despejado y con mucho sol, por las tardes por lo general, baja la neblina y ya no se puede observar las montañas circundantes, aparte que empieza a bajar la temperatura y hace mucho frío. En este día empezamos a adentrarnos en valle del Glaciar del Khumbu, lugar que alberga las montañas más altas del mundo.

Lobuche
Lobuche

Justo cuando iniciamos la caminata, llegó hacia mí la grandiosa visita del mal de altura, y claro me arrimé a una gran piedra porque empezó la diarrea y vómito, con todo y malestar continuamos la caminata, me sentía débil y la mochila se me hacía cada vez más pesada, la ruta se hizo interminable a pesar de no ser fuerte, pues caminamos por un largo valle y solo hasta el final, hubo una pequeña subida para llegar hasta la población Dhukla (4620 m). Mis compañeros de ruta me obligaron a almorzar para recuperar energía, así que me dispuse a comer una pequeña pizza, realmente lo que menos me apetecía era comer, pero no había de otra. Descansamos aproximadamente una hora y luego continuamos.

Ruta GorakShep
Tipo de terreno ruta Lobuche – GorakShep

Empezamos a subir una colina que nos llevaría hasta el Paso de Thukla (4830 m), al llegar nos encontramos con muchas banderas de oración y con un lugar muy especial, una explanada llena de placas conmemorativas que recuerdan a todos los montañeros y sherpas que dejaron su alma en estas montañas, entre ellas la de Scott Fischer, que murió en el Everest en 1996, tras una fuerte tormenta, que le impidió descender.

Ruta Lobuche - GorakShep
Ruta Lobuche – GorakShep

El camino continúa por un paso estrecho y lleno de rocas, lo que lo hace un poquito complicado, iba muy cansada y con ganas de ya llegar a Lobuche y tomar un descanso, mi cuerpo ya no daba más, por suerte la diarrea y el vómito pasaron, pero la debilidad quedó..

Por fin llegamos a Lobuche, y lo primero que hice al llegar al lodge fue buscar una cama y descansar, por la noche tomé una sopa de verduras para recuperarme un poco, aún así mi estómago estaba débil, sentía como si me hubieran dado un golpe seco, de esos dolores que se  quedan por un buen rato. Esa noche dormí intermitentemente y con un leve dolor de cabeza por la altura, estábamos a 4910 m.

No tengo muchas fotos de esta ruta, no tenía ánimos de hacerlas, así que sabrán disculpar.

Día 7Lobuche (4910 m) – GorakShep (5140 m) – Pico KalaPatthar (5550 m) – GorakShep (5140 m)

Distancia: 9 km – 7 horas

Como siempre despertamos temprano para desayunar y continuar a GorakShep, continuaba con un poco de dolor de estómago, pero me sentía bien para continuar, el objetivo final se acercaba y no podía darme por vencida, así que encontré las energías necesarias y emprendimos la ruta planificada para este día.

GorakShep
GorakShep

Al inicio las piernas me pesaban, en ese momento pensé en mi familia y amigos, que sabían de este viaje y de la ilusión tan grande que tenía cuando empecé esta aventura, esos recuerdos me alentaron y me llenaron de entusiasmo para continuar, tenía a mis amigos Españoles Guillermo, Esther y José, siempre preocupados por mí y entre todos dándonos una mano para continuar y no morir en el intento.

KalaPatthar
En la cima del KalaPatthar, atrás Pumori

Una ruta de subida fuerte por la gran cantidad de piedras que había que sortear y también por la altura, pues ya se tiene menos oxígeno y se dificulta respirar, todo esto contrasta con las montañas más altas del mundo que tenemos siempre a la vista y con las fuerzas de nuestro cuerpo que a veces nos abandonan.

Por fin llegamos a GorakShep para tomar un almuerzo y descansar, luego de una breve siesta tomamos la ruta hasta el Pico KalaPatthar, la verdad es que este no había sido mi objetivo principal en este trekking, después de haber disfrutado de sus vistas, puedo decir que vale la pena intentar subir a este pico al atardecer, cuando los colores del sol se mezclan con las montañas para brindarnos un espectáculo único.

Everest
Everest y Nuptse

Mientras subíamos al pico, justo frente a nosotros se podía observar la enorme pared de montañas que separa Nepal del Tibet.  Es difícil imaginar siquiera, la inmensidad de montañas como: la preciosa pirámide del Pumori (7161 m), Lingtren (6749 m), Khumbutse (6.665 m) y siguiendo toda esa pared hacia la derecha se encuentra el Nuptse, con una altura de (7861 m), justo detrás de esta última montaña, se encuentra el Everest (8848 m) y al lado el Lothse (8516 m). El atardecer fue hermoso, totalmente despejado. La pasión por las montañas te hacen vivir momentos tan lindos, que es difícil, a pesar de lo duro que pueda llegar a ser una ruta, decir “basta, ya no regreso más”, ahora se que algunos de los mejores momentos de mi vida me los ha dado una montaña.

La ruta de subida es fuerte por lo empinada que es, el camino está bien marcado, se tienen 2.2 km de subida y lo mismo para la bajada, la cumbre estaba llena de gente, que dificultó tomar las fotografías de grupo.

El descenso fue rápido, la noche había llegado y la temperatura estaba bajando, así que nos apresuramos a bajar al lodge para cenar y tomar un merecido descanso, el mal de altura había terminado y ahora estaba totalmente recuperada, lista para el Campo Base del Everest.

Trekking Everest Base Camp etapa 3, 4 y 5

Día 3Namche Bazar (3440 m) – Pangboche (3930 m)

Distancia: 17 km –  7 horas

Habíamos tomado un merecido descanso y aclimatado en Namche Bazar, desayunamos temprano e iniciamos nuestra caminata, un día hermoso, totalmente despejado, se miraban varias montañas, pero había una que llamaba mi especial atención, el Ama Dablam (6856 m), nos acompañó todo el día, así como muchos trekkers, porteadores, yaks y mulas, todos al son de la misma música, con diferentes ritmos, diferentes pensamientos y quien sabe que más…. es increíble la cantidad de personas de todas la edades, que realizan este trekk todos los años y por los mismos meses (octubre y noviembre).

Vista del Ama Dablam
Una bella vista del Ama Dablam

Tengboche
Tengboche y el Monasterio Budista

Nuestra primera parada fue la población de Tengboche (3860 m), nos habían comentando que en este lugar existe un Monasterio Budista, así que lo que primero que hicimos al llegar a este pueblito fue visitarlo, justo a eso del medio día, los Monjes celebraban una ceremonia, rezando sus mantras al ritmo de tambores y trompetas, nos sentamos en el piso, para observar y sentir su mundo, un momento de mucha tranquilidad y paz interior (no está permitido tomar fotografías). Luego de disfrutar de este momento, fuimos a almorzar, y luego nos deleitamos con una deliciosa torta de chocolate (5 usd), no se imaginan, el dulce sabor, me supo a gloria, todo era perfecto: buena compañía, deliciosa comida y montañas a millares surgir. El silencio entre muchas personas que disfrutan de ese justo momento es inspirador.

Lodge en Pangboche
Lodge en Pangboche

En Namche Bazar nos habían sugerido que vayamos a dormir a Pangboche, la razón, Tengboche es una población muy pequeña, que tiene pocos Lodges, y al ser temporada alta e ir sin reservas, era un tanto imposible conseguir hospedaje para esa noche, y bueno como nos sentíamos perfectamente bien, agarramos el camino hasta Pangboche, era avanzada la tarde y ya no había turistas en el camino, unos pocos porteadores que al preguntarles cuanto faltaba para llegar, no nos sabían contestar, pues no hablaban inglés, así que, había que continuar. Finalmente, llegamos a Pangboche y nos resultó fácil encontrar hospedaje, en el primero que entramos ahí mismo nos quedamos, bajamos a cenar  y conversar con algunas personas, en estos lugares es fácil iniciar cualquier plática y de pasito celebrar con los locales el Diwali.

Cocina Nepalí
Tradicional cocina camino al Campo Base del Everest y carne seca de búfalo o de Yak, quien sabe?

El Diwali o festival de las luces, inicio del nuevo año para los Hindúes. Significado de las luces: la luz vence la oscuridad, el bien al mal. Todas las ciudades se iluminan con lámparas y se queman varillas de incienso llenando de su aroma el aire. En estos pueblos de las montañas hay una mezcla de Hinduismo y Budismo (no celebran Diwali), así que no es común mirar las casas iluminadas, pero si algunas personas bailan a las afueras de las casas, cantando mantras y disfrutando junto a familia y amigos, de estas festividades.

Día 4: Pangboche (3930 m) – Dingboche (4410 m)

Distancia: 7.5 km –  3 horas

Sabíamos que no era mucha la distancia, así que nos lo tomamos con calma e iniciamos la caminata alrededor de las 10:00 de la mañana, nuestra idea original era ir hasta Periche (4270 m), luego decidimos ir hasta Dingboche por la altura y porque por ahí cerca estaba un pico llamado NangkarTshang (5100), que nos venía muy bien para aclimatar. Llegamos temprano a este pueblito, almorzamos y nos fuimos a conocer los alrededores, nos llamó la atención como algunos locales, porteadores y guías, jugaban a una especie de dados y con apuestas de dinero, súper animados, sin sentir el frío que por la tarde se siente más, bueno su cuerpo está acostumbrado. Apreciar la cotidianidad de las personas es una experiencia muy bonita, nos da la oportunidad de conocer la forma de vida en estos lugares tan distantes de las grandes ciudades, donde para estas personas, las prioridades en la vida, son muy diferentes a las nuestras.

Dingboche
Dingboche

Día 5: Aclimatación en Dingboche (4410 m) y ascenso al Pico NangkarTshang (5100)

Distancia: 7.7 km –  4 horas

Dingboche
Ruta hacia el pico NangkarTshang

Desde Dingboche se veía larga la ruta de ascenso al Pico NangkarTshang, pero bueno había que aclimatar y continuar preparándonos para el Campo Base del Everest, iniciamos una caminata suave, tratando de esquivar a toda la romería, que igual que nosotros tenían un objetivo bien fijado para ese día, nuestra primera parada en la Gompa NangkarTshang, una especie de pequeño templo, desde donde ya se tiene una mirada muy bonita de Dingboche y de algunas montañas alrededor. Nos llenamos de energías, respirando aire puro y animándonos a continuar, mientras se sube la altura se va sintiendo, en esos momentos recordaba al Iliniza Norte (5126 m), que tiene las mismas finalidades de aclimatación en Ecuador.

Ama Dablam
Ama Dablam y lagunas turquesa al pie

Al llegar a la cumbre se tienen unas hermosas vistas del Everest, Makalu, Island Peak, Ama Dablam y otras montañas, estuvimos solos un buen rato en la cumbre, así que nos hicimos varias fotos y pudimos disfrutar del paisaje.

NangkarTshang
NangkarTshang 5100 m junto a Guillermo

Mientras descendíamos nos encontramos con Esther y José, la pareja de amigos Españoles (de los cuales ya había hablado). Guillermo los acompañó hasta la cumbre y yo me quedé esperándolos y contemplando el Ama Dablam y unas lagunas turquesa al pie, hacía una tarde muy bonita y sin mucho frío. Disfruté mucho de ese momento con mi amiga ¨Soledad¨.

Ya entrada la tarde, decidimos cenar juntos, compartir algunas historias y preparar la ruta del siguiente día hacia Lobuche, ahora si en cuadrilla.

Trekking Everest Base Camp etapa 1 y 2

Cuando nos iniciamos en el mundo de la montaña, no tenemos ni idea de los alcances que podemos llegar a tener, ni de los lugares a los cuales nuestros pies nos pueden llevar. Hace muchos años soñaba con estar en el Campo Base de la montaña más alta del mundo, solo que lo veía tan distante, y no lo había investigado mucho, hasta que un día, decidí que quería estar ahí y que había llegado el momento, así que investigué que el mejor tiempo para hacerlo eran los meses de Octubre y Noviembre, dicen muchas cosas en el web acerca de como hacerlo, creo que lo mejor es vivir y contar tu propia historia, desde nuestros propios puntos de vista.

Así que, desde Katmandú la capital de Nepal, el país del trekking, les contaré mi propia historia de como llegué al Campo Base del Everest en 15 días, sin guía y sin porteador.

Aeropuerto en Katmandu
Aeropuerto vuelos locales en Katmandú

Esta ruta inicia en Lukla, una pequeña población que se ubica a 2840 m., para ello hay que tomar un vuelo desde la ciudad de Katmandú hasta Lukla, mismo me dura 30 minutos y claro también tenía curiosidad por conocer unos de los aeropuertos más peligrosos del mundo (Tenzing-Hillary Airport Lukla). Lograr embarcarse en estas avionetas es complicado, a pesar de tener el ticket de vuelo para el día domingo 15 de octubre a las 13:45, no logramos hacerlo hasta el martes 17 octubre a las 10:00, siempre se da preferencia a los grupos o personas que tienen una agencia de viajes, los que vamos sin agencia, somos la última rueda del coche. Lo que sugiero en este caso, es comprar el ticket para primera hora de la mañana, tipo 7:00, se tiene más probabilidades de viajar y con anticipación, lo hice con la compañia Yeti Airlines, el costo ida y vuelta 332 usd, y se permite únicamente  una mochila de 15 kilos por persona, el peso adicional tiene costo.

Vuelo Katmandu - Lukla
Listitos para volar
Aeropuerto en Lukla
Aeropuerto en Lukla

Día 1: Vuelo Katmandú (1400 m) – Lukla (30 minutos)

Lukla (2840 m) – Namche Bazar (3440 m)

Distancia: 19 km –  7.30 horas

Iniciamos la caminata a las 12:00, y digo iniciamos, porque tuve la compañía de Guillermo Rogel, amigo Español, que conocí en Ecuador hace tres años, en una expedición al Chimborazo, por cosas de  la vida, nos volvimos a encontrar en este trekking y compartimos la ruta, siempre es  más fácil, caminar, en compañía de otra persona, que respira la misma pasión y que suspira por los mismos paisajes.

Puente colgante
Puente colgante

Durante la caminata se debe pagar dos permisos: TIMS CARD (Trekking Information Management System) = 20 usd y el permiso para ingresar al Parque Nacional Sagarmatha = 34 usd, para ello solicitan presentar el pasaporte y siempre revisan la VISA, que se la  obtiene al llegar al aeropuerto de Katmandú, en mi caso la solicité por 30 días (40 usd).

Porteadores
Los alimentos llegan a cada una de estas poblaciones de montaña, sobre las espaldas de los porteadores que llevan consigo aproximadamente 50 kilos. Otra manera es a lomos de Yaks. Es por esta razón que los costos de todas las cosas se disparan.

El camino del primer día, discurre por una ruta muy bien marcada, entre pinos, puentes ríos, pueblos pequeños y muchos trekkers, no se imaginan la cantidad de gente que se encuentra en el camino, claro el mes de Octubre es temporada alta y un clima excelente, todas las montañas y pueblos están despejados, caminar por los Himalayas es una experiencia única, tuve la sensación de estar caminando sobre las nubes, no me lo podía creer, estar ahí, entre las montañas más altas del mundo.

Yaks
Los Yaks

Por lo general la ruta Lukla – Namche Bazar, se la hace en dos días, con descanso en Phakding (2610 m) o en Monjo (2835 m), nosotros teníamos la energía para hacerlo en un día, así que lo hicimos, claro que fue matador, cada uno llevábamos a nuestras espaldas una mochila de 14 kilos, cuanto más pasan los km, más pesada se va haciendo la mochila.

Namche Bazar

Llegamos ya avanzada la noche, a las 19:30, fue complicado conseguir un lodge, todos estaban full, finalmente llegamos a Yak Hotel, en estos lugares únicamente se tiene  una habitación con dos camas, el baño se comparte entre mucha gente y las duchas con agua caliente hay que pagarlas (5 usd). El costo del lodge es por lo general de 3 usd, con la condición de consumir las comidas en el restaurante del lugar, tomé una ducha muy merecida con agua bien calientita y nos dispusimos a cenar, llevábamos mucha hambre.

Día 2: Aclimatación en Namche Bazar  (3440 m)

Namche Bazar
Namche Bazar

Para el siguiente día, la dueña del lugar, nos cambió la habitación, ahora si con un bello panorama a las montañas cercanas, tuve la impresión de estar en Quito con vista al nevado Cayambe desde mi ventana, recuerdos que vienen y van. Era un día tan bonito y con mucho sol, que nos pusimos a lavar la ropa y a secarla, quien sabe, cuando podríamos hacerlo de nuevo.

Por la tarde, fuimos a caminar, es importante aclimatar de a poco, lo que dicen los entendidos es que no hay que superar los 400 metros de desnivel en el mismo día, el día anterior nosotros nos pasamos esa regla, hasta ese momento nos sentíamos de maravilla, el mal de altura aún  no nos pasaba factura, mi cuerpo lleva sangre andina y eso es nato.

Guillermo se fue a visitar la escuela fundada por Edmund Hillary, cerca de la población Khumjung, y yo me quedé por ahí observando los Yaks, visitando las tiendas y conversando con la gente del lugar, realmente me sentía agotada y no me apetecía caminar más, al menos por ese día. Fue cuando en una tienda de ropa de montaña, me encontré con mis buenos amigos Esther y José (en días anteriores ya nos habíamos topado en el aeropuerto de Katmandú), fuimos a tomar un café y conversar acerca de lo que serían los próximos días, sin saber que, los Himalayas nos unirían en una bonita amistad.

Junto a Guillermo, José y Esther. Amigos con quienes compartimos la ruta al Campo Base del Everest.

 

Jaipur, la ciudad Rosa

Tomado de https://www.google.es/maps/

Jaipur (431 msnm) es la capital del estado de Rajastán, tierra de los Maharajás, construida en el siglo XVIII. Porqué le llaman la ciudad Rosa? En 1905, y tras la visita del príncipe de Gales, se decidió pintar los edificios de la ciudad de color rosa. Desde entonces, el rosa se considera un símbolo de la hospitalidad de Jaipur. Una ciudad hermosa que cuenta con varios monumentos, su especialidad los textiles y las joyerías, por ello también es la ciudad menos tranquila de Rajastán.

Como siempre, mis conocimientos acerca de las ciudades de la India, los obtengo de algunos blogs, libros de viaje, grupos de facebook y de algunos viajeros que voy conociendo en los hostels, con ello me lanzo a la aventura. Era el momento de conocer algunas ciudad de Rajastán: Jaipur, Udaipur y Jaisalmer.

Jaipur

La primera en visitar fue la ciudad de Jaipur, por su cercanía con Delhi, 281 km y 6 horas en bus, aquí tengo una historia muy particular que contar, Nitish mi amigo en Delhi, en donde estuve hospedada los últimos días antes de tomar un nuevo rumbo, me había sugerido que tome el bus cerca de la estación de trenes Kashmir Gate, cuando llegué a este lugar me supieron indicar que desde esa estación no salían los buses hasta Jaipur, que debería ir hasta la estación Sarai Kale Khan, a 20 minutos en Tuk Tuk desde donde estaba. LLegada a la nueva estación, pregunté acerca de la parada de buses para Jaipur y lo único que pude encontrar eran los buses para la gente local y no los famosos VOLVO Bus con AC (aire acondicionado) y me dije porque no? necesitaba vivir esa experiencia con la gente local, además que el costo del ticket de bus es más económico y fue así como viajé hasta Jaipur en asientos incómodos sin AC y con un calor sofocante.

Bus Delhi – Jaipur

Llegué a eso de las 18:00 y como siempre al bajar del bus, los Tuk Tuk te presionan para que tomes uno de ellos, me hago la que no les entiendo y pongo cara de pocos amigos, al final tomé uno hasta el hostel.

Son muchos los lugares que se pueden visitar en Jaipur, les comentaré acerca de los que pude conocer, en un día se pueden visitar 5 lugares alquilando un Tuk Tuk y compartiendo el costo (1100 rupias – 550 rupias cada uno, esto es 9 usd).

1. Templo de los monos: Sin costo. Se ubica a 10 km de Jaipur, hay que realizar una pequeña caminata para llegar hasta el punto más alto, a lo largo de la ruta nos encontraremos con algunos monos tomando el sol y con una bella vista de la ciudad.

2. Jaigarth Fort: (100 rupias – 1.60 usd). Fortaleza edificada en el siglo XI con fines defensivos. No hay que perderse el cañón Jaivana, fundido en 1720, se necesitaron cuatro elefantes para poder moverlo, el detalle es que jamás fue utilizado. Otro espacio a visitar es el museo de armas, una colección única en el mundo. Desde el fuerte se tiene una vista muy linda al Palacio de Amber y al camino de las mujeres.

Una vista a Amber Palace y el camino de las mujeres

3. Amber Palace: (500 rupias – 8.33 usd): Es una extraordinaria fortaleza encaramada en un acantilado y rodeado por una larga muralla de 9 km, edificada a finales del siglo  XVI y finalizada en 1727. Con la entrada vale la pena también comprar el audio guía en español, para conocer detalles de este lugar, si se tiene tiempo vale la pena caminar 1 km hasta Jaigarth Fort.

4. Nahargarh Fort: (200 rupias – 3.30 usd): Data del siglo XVII, lo que me llamó la atención fueron los baños reales (súper airados) y el pasaje secreto del Makarajá para sus visitas pícaras, según cuenta la historia el Maharajá de la época tenía 12 esposas favoritas y más de 300 concubinas! Los Maharajás y sus extravagancias.

5. Jal Mahal: Sin costo. Es una edificación situada en medio del lago de Man Sagar, camino al Palacio de Amber.

Luego de todas estas visitas el conductor del Tuk Tuk nos llevó casi obligados a una tienda de textiles para hacer compras, su comisión puede ser de hasta el 40%, por eso su insistencia. Una hermosa tienda donde se puede encontrar de todo: ternos para hombre, camisas (los confeccionan en la tarde y realizan la entrega por la noche en el hostel), saris, chales, cobertores de cama, fundas de almohada, cortinas, etc. Los precios son altos para extranjeros, vale la pena visitar otros lugares si se tiene tiempo y regatear, siempre piden el doble de lo que realmente cuesta.

6. Para el segundo día vale la pena visitar la infinidad de bazares que existen en Jaipur, se puede pasar todo un día caminado y no se termina de visitar las tiendas, no comprar en la primera tienda, siempre hay que comparar precios.

Un hermoso Sari

Para el tercer día, nos queda:

7. City Palace: 500 rupias – 8.33 usd. Un lugar al cual vale la pena ir, una parte del palacio está siempre ocupada por el Maharajá de Jaipur y otra convertida en museo. Lo que me llamó la atención fueron dos jarrones de plata de 345 km cada uno, con capacidad para 9000 litros, sirvieron para transportar el agua del río Ganges que necesitaba el Maharajá para sus baños durante un viaje a Inglaterra en 1902. El audio guía en español es importante aquí también, para conocer más detalles del lugar.

8. Hawa Mahal o Palacio de los Vientos: 200 rupias – 3.30 usd. Es el monumento más  famoso de Jaipur, se trata de una fachada que no tiene grosor, fue construido en 1799 para que el viento pudiera circular y refrescar la atmósfera, si estructura piramidal permitía a las mujeres del harén observar la calle sin ser vistas.

Palacio de los Vientos by © Daniel Villafruela

A tomar en cuenta: 

  • El hostel al cual le sugiero ir es Zostel Hostel Jaipur, pueden realizar la reserva en https://www.booking.com, 500 rupias – 8.33 usd la noche, lo recomiendo por su limpieza y el ambiente internacional que existe, realizan varias actividades por día para los huéspedes y ofrecen un desayuno buffet por 150 rupias – 2.50 usd
  • Restaurantes:
    • Surabhi Restaurant: Ofrecen un Chicken Tandoori delicioso por 520 rupias – 8.66 usd.
    • Dasaprakash: Comida del sur de la India, Idli Sambhar por 300 rupias – 5 usd
    • Venus Restaurant: Comida típica de Rajastán, Rajasthani Matka Sabji por 350 rupias – 5.83 usd
  • Bus Delhi – Jaipur 270 rupias – 4.50 usd
  • Tomar en cuenta gastos de Tuk Tuk  para ir a los diferentes lugares, sugiero preguntar en el Hostel el costo de las distancias para los Tuk Tuk.
  • El presupuesto para Jaipur 3 noches 4 días es de 6000 rupias – 100 usd, tomando en cuenta:
    • Hostel habitación compartida
    • Desayunos y cenas
    • Pasaje bus Delhi – Jaipur
    • Tuk Tuk y Taxis
    • Entrada a lugares turísticos

 

Amritsar, la espiritualidad a flor de piel

Amritsar (234 msnm), ciudad que se ubica al norte de la india en el estado de Punyab. Donde se encuentra el santuario más sagrado del Sijismo, el espectacular Templo de Oro, uno de los monumentos más serenos que he conocido hasta el momento.

Tomado de https://www.google.es/maps/

Como una pequeña introducción les comentaré acerca del Sijismo, la novena religión en el mundo por el número de creyentes, hay 23 millones de Sijes en el mundo, de los cuales 19 millones están en la India. Los Sijes creen en un solo Dios y en la igualdad de todos los seres humanos, independientemente de la religión que profesen, respeto e igualdad de la mujer. Ellos no utilizan simbologías ni figuras para evidenciar sus creencias. Tienen su libro sagrado (como lo es para los católicos la Biblia), que es lo que adoran en el Templo de Oro.

Junto a mi amigo Vishnu, al fondo el Templo de Oro

Los devotos de esta religión deben llevar las 5 k: kesh (cabello largo sin cortar), kanga (un peine de madera), kara (un brazalete de hierro), kacchera (ropa interior de algodón) y kirpan (una daga o espada).

Para poder ingresar al Templo Dorado, hay que dejar los zapatos en una estantería, luego nos colocamos un pañuelo en nuestra cabeza y finalmente lavamos nuestros pies en los baños dispuestos para ello. Si queremos sentarnos junto a la laguna que rodea al templo, debemos cruzar las piernas y no tocar el agua con los pies.

Ingresar al templo y observarlo por primera vez, es todo un Wow, su cúpula tiene nada más y nada menos 750 Kg de oro y es en donde está el libro sagrado Guru Granth Sahib. Para ingresar a este lugar hay una fila interminable, día y noche, lo intenté varias veces, pero desistí, preferí caminar por los alrededores del templo y conversar con su gente y claro, los famosos selfies, India es el país de los selfies.

Para los devotos es importante tomar un  baño en la laguna que rodea al templo, llamada Amrit Sarovar (laguna de néctar), se dice que tiene poderes curativos. En mi caso tomé un poco de agua con mis manos y me lavé la cara, en señal de respeto. Claro está que solo los hombres toman el baño, las mujeres no, en toda la India las chicas no se pueden bañar abiertamente, no conocen el terno de baño.

Comer en un templo Sij es una experiencia que debemos vivir si venimos a la India, en la entrada hay muchas personas esperando su turno, en un orden asombroso, una vez dentro nos sentamos en filas en el suelo y nos entregan la comida, compuesta de Dhal (lenteja), arroz, chapati (pan Indio), guiso de papas, dulces, arroz con leche; es posible repetirse hasta cuando queramos, no es bien visto que sobremos la comida. Luego de finalizada la comida, lo voluntarios limpian rápidamente el piso de mármol para recibir a los nuevos comensales. Cabe indicar que el comedor está abierto las 24 horas y se recibe al día aproximadamente a 200000 personas.

Comedor Sij

Es posible, dormir una noche en el templo, hay habitaciones destinadas para los extranjeros, muy bien adecuadas con camas, ventilador y duchas. No tiene ningún costo, siempre se recomienda dejar una donación, no tuve la oportunidad de vivir esta experiencia porque ya había reservado un hostel, pero se los sugiero, lo único que se necesita tener a la mano es el pasaporte.

Habitaciones destinadas para extranjeros

Paso fronterizo Attari-Wagah (Pakistán)

No podemos perder ir a la frontera con Pakistán, donde todas las tardes a las  17:30, miembros del ejército Indio y del Pakistaní, se encuentran en el paso fronterizo de Attari-Wagah y realizan un espectáculo militar que dura unos 30 minutos, el objetivo es bajar las banderas y cerrar la frontera por la noche. Para mí fue algo carnavalesco porque en realidad es un evento de orgullo patrio, donde los soldados sacan pecho, se golpea fuerte el piso con las botas, se alza las piernas hasta una buena altura, desde los dos lados, intentando superarse cada uno, no existe nada de ceremonial en todo este espectáculo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente no podemos dejar de lado los bazares de Amritsar, lleno de tiendas donde se puede comprar de todo, es una locura caminar por sus calles angostas y llenas de Auto Rickshaw, con miles de colores, personas ofreciendo sus productos, vacas, perros, sin duda un lugar más que pintoresco, la verdadera India.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Amritsar es un lugar que te limpia el alma, un lugar del cual no quieres irte, un lugar con un blanco inmaculado. Alguien me preguntó por qué te fuiste a la India, porque no a otro lugar? Porque mi corazón así me lo dijo, porque quería salir de mi zona de confort, ver un mundo diferente, y no se equivocó. La india te pega y bien fuerte, a cada momento, cada día que camino por alguna calle o por algún lugar, cada día aprendo que la vida es aquí y ahora, que el pasado no existe y que el futuro es incierto. La India es un lugar para amar, con todos y sus contrastes, su basura, las bocinas de los carros, el desorden, los olores que aturden….y no crean que la llevo fácil, pues no, aprendo y me sorprendo día a día, me adapto.

A tomar en cuenta:

  • Costo bus Dharamsala – Amritsar 700 rupias (11.60 usd) 6 horas
  • Me hospedé en el Hostel Backpacker´s Nest 450 rupias por noche (7.50 usd). Las reservas se pueden hacer desde booking.com, me descargué el app en mi celular.
  • Un buen restaurante de comida India es el Bharawan Da Dhaba, unas 300 rupias por comida (5 usd). Dos comidas por día.
  • Para ir a la frontera con Pakistán les sugiero tomar los buses turísticos que los encuentran en la plaza cerca del Templo de Oro, el costo 200 rupias (3.33 usd)
  • Si luego de Amritsar van para Delhi, una buena opción es tomar un vuelo que toma 1:15 y el costo 1799 rupias (30 usd), solo de ida. Un costo parecido al de primera o segunda clase en tren, y te libras de 10 horas de viaje. Las reservas se pueden hacer en https://cheaptickets24.com, igualmente me descargué la app en mi celular.
  • El taxi desde Amritsar hasta el aeropuerto tiene un costo de 300 rupias (5 usd).
  • El costo por día en Amritsar tomando en cuenta solo hospedaje y comida es de 1050 rupias (17.50 usd).

Delhi, una puerta de entrada a la India

Dheli es la capital de la India, con 25 millones de habitantes –la quinta ciudad más poblada del mundo-, si la comparamos con Ecuador que tiene 16 millones de habitantes en todo el país, es una locura. Una ciudad caótica, desordenada, con mucho ruido y olores que aturden los sentidos.

Dheli
Tomado de https://www.google.es/maps/

Poco sabía de Delhi, lo único conocido para mí era el Taj Mahal, que equivocada estaba, cada vez conozco más lugares y estoy totalmente convencida de que Dheli es la capital de este hermoso país y no su espejo, no podemos valorar un lugar por la primera impresión, ni siquiera a las personas, siempre existe la oportunidad a dar.

Llegar a Dheli, fue una verdadera aventura, muchos aeropuertos y corre corre en todos ellos, pero al fin llegué a la media noche, para hacer fila en el counter y poder registrar mi ingreso, te sellan el pasaporte por dos meses. Para mi buena suerte mi amigo Lovesh me estaba esperando fuera del aeropuerto (me había contactado con él, un par de meses antes). Fuimos hasta su casa, incluso a esas horas de la noche, había tráfico en la ciudad, nos tomó aproximadamente una hora en llegar a su casa. Su madre y hermana nos estaban esperando.

Comida típica de la India

Era el momento de descansar, solo que no lo logré, en la India con relación a Ecuador tenemos casi 11 horas de diferencia, mientras acá amanece en Ecuador anochece, y claro el reloj interno del cuerpo no estaba sincronizado con una nueva zona horaria, adaptarme a este nuevo horario me tomó aproximadamente una semana.

La famila de Lovesh, siempre atentos y muy queridos, preparaban los platos más deliciosos, trataba de probar esos platillos, pero mi estómago estaba cerrado, toda yo estaba cerrada, lo sentía de esa manera, y opté por desayunar fruta, pan, mermelada y café; para la cena arroz con huevo frito o lenteja, me hice vegetariana a la fuerza. No lograba disfrutar el pollo con todas las especies que utilizan y el chile.

Los días pasaron y poco a poco me fui introduciendo en su mundo. Era el momento de visitar el Taj Mahal  y vivir una experiencia genuina, en un tren con el pueblo Indio. Pero también había que conocer Dheli, a continuación algunos de los lugares que visité:

1. Fuerte Rojo: Este fuerte forma parte de la lista del patrimonio de la humanidad desde 2007. El costo para el ingreso es de 500 rupias (8.30 usd). Se concibió como centro de un gobierno mongol, que luego los británicos convirtieron en cuartel. Custodiado por imponentes muros de 18 metros de altura, con paredes de arenisca roja y monumentos de mármol. En el interior podemos encontrar muchas tiendas de souvenirs, a este recinto lo llaman Chatta Chowk (bazar cubierto).

Fuerte Rojo

2. Jama Masjid: Es la mezquita más grande del país y su entrada no tiene costo. Cuenta con tres portales, cuatro torres angulares y dos alminares (torres) de 40 metros de alto, está hecha de franjas verticales alternadas de arenisca roja y mármol blanco. Para subir los 121 escalones del alminar sur, hay que pagar un costo de 100 rupias (1.60 usd).

Jama Masjid

3. Lotus Temple: Casa de oración Bahaí, conocida como Templo del Loto por su forma de flor, abierto a todas las creencias religiosas como lo dice la filosofía Bahaí. Un apacible lugar donde se encuentra esa paz, que no es posible encontrar en la caótica Dheli. Su entrada no tiene costo.

Templo de Lotus

4. Akshardham (http://akshardham.com/): Templo Hindú. Su entrada no tiene costo. No está permitido el ingreso de cámaras fotográficas. Este complejo muestra la tradición milenaria hindú, su cultura, espiritualidad y arquitectura. El mismo fue abierto oficialmente en noviembre del año 2005. Se encuentra cerca de la orilla del río Yamuna y además de su largo templo central de piedra, el complejo muestra la historia de la vida de Swaminarayan y la historia de India.

Foto tomada de http://akshardham.com/

5. Qutab Minar: Templo Musulman, costo 500 rupias (8.30 usd). Considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 1993. El Qutab Minar es el alminar de ladrillos más alto del mundo con 73 metros de alto y un destacado ejemplo del arte islámico, siendo el monumento islámico más antiguo de Delhi.

En buena compañía y al fondo el alminar de ladrillos

6. Templo Sij Gurdwara Bangla Sahib: Templo Sij, sin costo para ingresar. Es un importante templo de peregrinación en donde Sijs como Hinduistas acuden para purificarse con el agua sagrada de su piscina, que consideran tiene propiedades curativas, lo que más llama la atención es su comedor en donde todos estamos invitados a comer luego de la oración, independientemente de la religión que profesemos.

Templo Sij Gurdwara Bangla Sahib

7. Cannaught Place: Este es uno de los mayores centros financieros, comerciales y de negocios de Delhi. En el pasado fue la sede de los británicos. Su construcción comenzó en el año 1929 y terminó en 1933. El círculo interior fue denominado Rajiv Chowk y el exterior Indira Chowk. Un lugar muy visitado por turistas, con innumerables tiendas, donde se puede encontrar de todo y claro aprender el arte de regatear.

8. Rajpath: Es la avenida más importante de Nueva Delhi, a ambos lados de esta calle se puede observar jardines con césped, piletas y muchos árboles. Entre los edificios más importantes de esta zona se tiene: Rashtrapati Bhavan (residencia oficial del presidente de la India), edificios de la Secretaría, Vijay Chowk (Plaza de la Victoria).

Finalmente se realiza un larga caminata por el mismo sector hasta la Puerta de la India, monumento que rinde un justo homenaje a los soldados que murieron en la primera guerra mundial.

Puerta de la India

Sugiero realizar esta visita en horas de la noche a partir de las 19:30, se pueden realizar muy buenas fotografías, hay multitud de personas caminado por este sector.

Consideraciones:

  • Para ir a cualquiera de los lugares citados anteriormente, se lo puede hacer en el metro, que es muy bueno y cómodo. El costo depende de la distancia a donde se vaya, alrededor de 30 a 40 rupias (0.66 usd).
  • Es importante tener servicio de Internet todo el tiempo, para poder buscar los lugares a donde se vaya o estar comunicado con algún amigo, y solicitar indicaciones. Es necesaria la ayuda de un amigo Indio, para que el trámite sea más rápido. Se necesita una fotografía tamaño carnet, copia del pasaporte y visa y 500 rupias (8.30 usd) y se tiene internet ilimitado todo el mes.
  • La ropa a utilizar en Dheli debe ser muy ligera, hace bastante calor, tomar en cuenta que Dheli se ubica a 293 msnm. Pero eso sí, para las mujeres utilizar ropa no provocativa, siempre cubriendo los hombros, boobies y rodillas, hay respetar su cultura y evitarnos malos momentos.
  • No les puedo comentar acerca de los hospedajes aún, porque los días que he pasado en Dheli, no ha sido necesario. Muy amablemente Lovesh y Nitish me han tendido una mano hospedándome en su casa, amigos de https://www.couchsurfing.com/, quienes me han guiado en cada una de las rutas que he tomado.